DONAR

NOSOTROS

FUNDASIL nace en el 2001 como parte del trabajo de un grupo de personas preocupadas por cambiar el clima de pobreza y exclusión social de las familias del departamento de Cabañas. El precursor de la iniciativa fue el Sacerdote Somasco, José María Cruz González, quien fe originario de dicho departamento y conoció de cerca las necesidades.

 

Los primeros pasos del Padre José María Cruz, en la creación de la fundación, se destacaron en realizar invitaciones de colaboración a sus familiares y amigos, todo esto con la finalidad de ayudar al crecimiento y desarrollo humano de su pueblo por medio del amor al prójimo, la búsqueda del bien común y la justicia social.

 

Posteriormente, el 28 de agosto del 2001, se publicó en el Diario Oficial la obtención de la personería jurídica de Fundación Silencio (FUNDASIL), la cual permitió iniciar formalmente el desarrollo de talleres vocacionales para personas adultas en las instalaciones del antiguo Seminario Menor de los Somascos, ubicado en Guacotecti, del departamento de Cabañas. Asimismo, se inició la promoción de Exponencias en los centros educativos de Sensuntepeque, las cuales se realizaban cada año para fomentar el interés por las ciencias e iniciativas productivas para las y los estudiantes de bachillerato.

 

Entre el 2004 y el 2011 la realización de proyectos educativos se extendió hasta el Cantón Tempisque, del municipio de Guacotecti, donde se creó la Biblioteca Infantil. Así también, en dicho lugar se colaboró con los procesos de organización comunitaria para instalar agua potable, energía eléctrica, trámites de legalización de terrenos y otras necesidades a las personas de la comunidad San Vicente, quienes habían sido damnificados por el terremoto del 2001. Además, se brindaron becas escolares, se fomentó la lectura, refuerzo escolar y se brindó atención a problemas de salud de las niñas y niños de la zona.

 

El año 2006 fue un año de expansión e hicimos llegar nuestras actividades a las niñas y niños de familias en instituciones de pobreza y alta vulnerabilidad social del municipio de Mejicanos, en el departamento de San Salvador. En el lugar se brindaron becas escolares para cubrir las necesidades educativas de las niñas y niños; refuerzos escolares y apoyo a las tareas escolares, con esto se logró resolver las dudas necesarias y mejorar su rendimiento académico; actividades recreativas, dichas actividades se realizaron para mantener a las niñas y niños alejados de actividades que vulneraran su seguridad e integridad y finalmente se realizó una organización comunitaria con las personas adultas para mantener el trabajo en equipo en la comunidad.

 

El trabajo de FUNDASIL se mantuvo de lleno en la comunidad por tres años, hasta que en el 2009 se inauguró oficialmente la casa FUNDASIL en San Ramón, siempre dentro del mismo municipio. Dicha casa inició con poner a disposición la Biblioteca Infantil para las niñas, niños y adolescentes de la zona, donde hasta la fecha se promueve la lectura, se realizan consultas de libros, club de tareas y consultas en Internet.

 

Luego de realizar un diagnóstico y encontrar las necesidades de la comunidad en San Ramón, se inició el contacto con docentes y centros educativos de la zona para desarrollar diferentes programas y actividades que mejorarán las condiciones de vida de las familias, las cuales variaron entre capacitaciones, evaluaciones psicopedagógicas, terapia educativa y emocional, becas para estudiantes de bachillerato, entre otras.

 

Nuestra historia

A partir del año 2011, FUNDASIL inició su participación en diferentes espacios del Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia (CONNA) y posteriormente formó parte del Consejo Directivo del mismo, donde representó a la sociedad civil junto a demás ONGs, durante dos períodos.

Actualmente, FUNDASIL cuenta con un Centro Psicopedagógico donde brinda atención psicológica especializada para niñas, niños, adolescentes, adultos y padres de familia, con el fin de crear espacios seguros y de convivencia para las familias de Mejicanos. Además en sus instalaciones se brindan talleres, capacitaciones y diferentes actividades que están al alcance de todos y todas.

 

NUESTRA MISIÓN

Realizar acciones para el cumplimiento de los derechos de niñas, niños y adolescentes.

NUESTRA VISIÓN

Lograr una sociedad salvadoreña donde las niñas, niños y adolescentes gocen de sus derechos.
NUESTROS VALORES
COMPROMISO

Trabajamos para garantizar que cada una de nuestras acciones se caracterice por su alta competencia, capacidad profesional y sentido humano.

ÉTICA

Manifestamos una actitud coherente, consecuente y responsable en el trabajo con niñez, adolescencia y su entorno.

JUSTICIA SOCIAL

Promovemos la equidad e igualdad de oportunidades de desarrollo y el goce pleno de los derechos humanos de todas las niñas, niños y adolescentes.

FUNDADOR

Padre José María Cruz González

El Padre José María Cruz González (1934-2007), ingresó a los 18 años al seminario de los Somascos, en Guacotecti, de departamento de Cabañas y fue ordenado Sacerdote en el año 1967, fungió su trabajo como párroco de la Iglesia El Calvario en San Salvador y sus últimos años los vivió siendo director espiritual de diferentes grupos apostólicos en la Basílica de Guadalupe.

El Padre Cruz, se caracterizó por poseer un gran amor y bondad hacia su gente y su tierra natal, sentimientos que en marzo del año 2,000 lo impulsaron a tomar la acción de realizar su sueño de iniciar la constitución de Fundación Silencio (FUNDASIL). Dicho trabajo lo logró gracias a la ayuda de familiares y amigos, con el único fin de cambiar la vida de las familias en situación de pobreza y vulnerabilidad social del departamento de Cabañas.

A pesar de que el 1° de enero del 2001 sufrió un accidente de tránsito que desencadenó una serie de enfermedades; sin embargo, estas no fueron impedimento para seguir velando por el desarrollo y el trabajo de la fundación. El Padre Cruz falleció seis años después, el 13 de febrero del 2007, dejando un ejemplo de humildad y amor al prójimo, promoviendo siempre el servicio a las familias menos favorecidas.

 

 

BENEFACTOR

Raymond Fierquin

 

Raymond Fierquin (1907-1997), nació en Villemomble, una pequeña ciudad al este de París, Francia. Trabajó por muchos años en el “Banco París y Países Bajos”, fue responsable de las cuentas de los Emiratos Árabes. Posterior a su jubilación en el año 1967, se trasladó al Principado de Mónaco, donde en 1994 contrajo matrimonio con la salvadoreña Carmen González Escamilla.

Fierquin se caracterizó por poseer un carácter reservado, pero una actitud altruista que siempre lo movió a apoyar a las diferentes instituciones que velaban por los más necesitados. Falleció el 27 de marzo de 1997, a la edad de 89 años, razón por la que su esposa regresó a El Salvador y en su memoria contribuyó con el sostenimiento de los programas que promueven la educación de la niñez en condición de extrema pobreza de FUNDASIL. Juntos dejaron un legado imborrable en el trabajo de nuestra Fundación.

 

JUNTA DIRECTIVA

La Junta Directiva es elegida cada dos años. Actualmente esta conformada por:

 

CARMEN GONZÁLEZ FIERQUIN Presidenta
 MARÍA MERCEDES URÍAS DE CABALLERO Secretaria
JODVINDA GONZÁLEZ RODRIGUEZ Tesorera
MEZTI SUCHIT MENDOZA Vocal
JOSÉ RENÉ NAVAS URÍAS Vocal
CLAUDIA LORENA ARÉVALO Vocal
JOSÉ ARTURO CHACHAGUA Vocal

EQUIPO

El equipo de trabajo está conformado por psicólogos y psicólogas con experiencia en el área social, clínica, comunitaria y educativa; así como también por maestras y profesiones afines a la educación.