Comité para la Prohibición del Castigo Físico y Trato Humillante desarrolla espacio participativo para reflexionar sobre el impacto de la violencia en la niñez y adolescencia

Comité para la Prohibición del Castigo Físico y Trato Humillante desarrolla espacio participativo para reflexionar sobre el impacto de la violencia en la niñez y adolescencia

Este día, las organizaciones que conformamos el Comité para la Prohibición del Castigo Físico y Trato Humillante realizamos el conversatorio denominado “Castigo Físico y Humillante: Una Dimensión de la Violencia contra la Niñez y Adolescencia”, el cual estuvo dirigido a las y los diputados de la Asamblea Legislativa, con el fin de informarlos sobre las profundas afectaciones que el castigo físico y trato humillante tienen en el desarrollo de las niñas, niños y adolescentes.

 

Dicha actividad formó parte de las acciones tomadas desde el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Maltrato Infantil, el cual se conmemora cada 25 de abril, para exigir la prohibición expresa del castigo físico y trato humillante por medio de la reforma del artículo 38 de LEPINA. Para ello, se buscó generar un proceso de reflexión y análisis de la problemática, por lo que se contó con la presencia de expertos en el tema médico, espiritual, psicológico y legal, con el objetivo de brindar información completa y necesaria para entender la urgencia de la reforma legal antes mencionada.

 

El Presidente de la Asociación de Pediatría de El Salvador, Dr. Luis Castaneda fue el encargado del área médica donde explicó que muchos de los casos recibidos en el hospital de niños Benjamín Bloom, no son accidentales, sino que se deben a abusos de la aplicación del castigo físico y trato humillante en las niñas y niños. Asimismo, agregó que las y los pediatras se encuentran con una serie de problemas al momento de atender dichos casos, debido a que realizar una acción en defensa de los derechos del niño y la niña significa ir en contra de un sistema que no les brinda la protección necesaria ante el maltrato.

 

“Tenemos que ir en contra de que el elemento de juicio se resume en lo que dice el papá o lo que dice el niño y nos tenemos que poner a tratar de orientar nuestra defensa hacia lo que dice el niño, eso significa ir en contra de un montón de cosas y el sistema, por eso es muy difícil que nosotros podamos canalizar este tipo de situaciones”, enfatizó Castaneda. Del mismo modo, reconoció estar en contra de la realidad en la que  se encuentran los derechos de las niñas y los niños que fácilmente pueden ser vulnerados y agregó lo siguiente, “Como Asociación de Pediatría apoyamos esta iniciativa de reforma que trata no de limitar a los padres, sino que de expandir sus opciones  de educar a sus niños en una forma de crianza positiva, lo cual vendría a mejorar al país”

 

Por otro lado, el responsable del área espiritual fue el Pastor General de la Iglesia Elim, Dr. Mario Vega, quien brindo interpretaciones de versículos bíblicos que hablan del castigo físico, los cuales comúnmente son mal utilizados por las madres y padres de familia para justificar agresiones físicas a las niñas, niños y adolescentes. “Para entender un poco mejor esto de la revelación progresiva, uno tiene que entender que pasajes como los que hemos leído del castigo físico son paralelos a otros pasajes de la biblia donde parecería que Dios está recomendando la violencia, cuando realmente lo que ocurría era lo inverso”, mencionó el Pastor.

 

Además, agregó y enfatizó que la verdadera naturaleza de Dios y de sus valores “es cero violencia”, invitando con ello a las madres y padres a amar y respetar a sus hijos manteniendo firmeza, tal como lo expone uno de los pilares de la alternativa de educación propuesta, la Disciplina Positiva. Finalmente recalcó que los versículos bíblicos que hablan sobre el castigo físico fueron creados en tiempos diferentes, donde la violencia era excesiva y en ese tiempo sirvieron como método de regulación para dichas prácticas, las cuales ya no se dan a la fecha. Por ello, como parte de la explicación, el Pastor Vega contrastó los versículos mal interpretados con otros del nuevo testamento que hablan del respeto a las hijas e hijos como Efesios 6:4 que dicta “Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino más bien edúquenlos con la disciplina y la instrucción que quiere el Señor”.

 

En el área psicológica, desde el enfoque de la neurosciencia, se contó con la presencia de la directora de Fundasil, Mayra de Alejandro, quien detalló la relación que tiene el castigo físico con la salud y desarrollo de las niñas, niños y adolescentes. “Los fundamentos que determinan cómo va a funcionar nuestro cerebro a través de la vida están dados en la primera infancia, más concretamente en los primeros mil días de la existencia humana. Lo que se haga o se deje de hacer en el período intrauterino y en los dos primeros años de vida, literalmente esculpe al cerebro y la forma en la que operará en el futuro”, declaró Mayra.

 

Sobre el tema, señaló que según su experiencia los castigos físicos no solo son aplicados a niñas y niños que puedan expresarse o entender consejos de sus padres, sino también a menores de un año, lo que en lugar de corregir o educar, los afecta psicológicamente. Del mismo modo, agregó que las niñas y niños reciben castigo físico y trato humillante por medio de las madres, padres o cuidadores, solo por el hecho de mostrar actitudes normales que corresponden a la etapa de desarrollo de los mismos. “Los niños son castigados, he conocido casos desde los siete días de nacidos porque mucho llora; a los seis meses porque está molestando, porque no deja dormir a mamá; al año porque se suben en cualquier lugar y se comen cualquier cosa” manifestó la directora de Fundasil.

 

Finalmente, el área legal estuvo a cargo de la Jueza Especializada de Niñez y Adolescencia, Ruth Martínez, quien recalcó que la Constitución de la República en su Artículo 1 reconoce a la persona humana desde el momento de la concepción y que esta misma, en su Artículo 3 señala que todas las personas son iguales ante la ley por lo que “se puede concluir que todas las niñas, niños y adolescentes son personas humanas y por lo tanto tienen todos los derechos que señala la Constitución, entre esos el derecho a la dignidad y a la integridad”. Asimismo, expuso que El Salvador ratificó la convención sobre los derechos del niño de las Naciones Unidas en año 1990, por lo que el Estado está obligado a velar por los derechos de la niñez y adolescencia, incluyendo la protección de los mismos ante el castigo físico y trato humillante, tal como lo expresa el Artículo 37 de la convención que dicta que “ningún niño sea sometido a torturas ni a otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”, por lo que legalmente, se hace necesaria y obligatoria para el Estado la reforma del artículo 38 de LEPINA.

 

Además, agregó que existe una confusión de las madres y padres de familia al pensar que como cuidadores tienen el derecho de golpear a sus hijas e hijos, por lo que aclaró que el derecho de las madres y padres es de “educar, guiar, confrontarlos como adultos y dar a nuestros niños y niñas una crianza positiva, asertiva, con apego que haga buenos ciudadanos”.

 

Finalmente, la Jueza Especializada de Niñez y Adolescencia resaltó que “los niños, niñas y adolescentes son personas con principio de igualdad” y que “al igual que los adultos deben ser respetados en su integridad y en su dignidad”. Por ello, concluyo diciendo que debido a la ratificación de la convención de los derechos del niño, el Estado “está obligado a proteger a niño y la niña y a tomar todas las medidas legislativas, judiciales, administrativas y de políticas públicas que prevengan esto”.

 

El conversatorio se realizó por el Comité para la Prohibición del Castigo Físico y Trato Humillante, el cual está conformado por Fundasil, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, Save The Children, Fundación Educo, el Consejo Nacional para la Niñez y Adolescencia (CONNA), el Instituto Salvadoreño Para el Desarrollo Integral de la Niñez y Adolescencia (ISNA), la Procuraduría General de la República, Ayuda en acción, Aldeas Infantiles SOS, la Corte Suprema de Justicia, World Vision y la Alianza Intersectorial para Adolescentes y Jóvenes de El Salvador.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.